LA CONCIENCIA COLECTIVA

La fortaleza del humano no está en su musculatura… está en su pensamiento.

Hoy he participado por primera vez, CONSCIENTEMENTE, en una manifestación. Me sentía muy implicado, desde el principio, en la demanda de este sector, no por ser de justicia, o por ser necesario para la subsistencia del propio colectivo, era porque lo necesitaba yo y lo necesitaba el Medio Ambiente, en este caso la Mar.

Pero no quiero reflexionar sobre motivaciones, necesidades o problemáticas de un colectivo. Quiero hablar del poder de la conciencia. De nuestra conciencia. De ser conscientes de lo que hacemos de una manera “consciente”, despierta y activa.

No importan las razones, no importan las motivaciones, no importan las “cantidades” de argumentos a favor de un tema… sólo importa que conscientemente tomes tus decisiones.

Cuando actuemos y tomemos consciencia sobre una tarea, lo más importante es estar en equilibrio con nuestro eje energético de pensamiento y conciencia (nuestro YOSOY), estar armonizado internamente y con la tarea a desarrollar, y encontrar la dirección en la que focalizar nuestro deseo o percepción… que ya no será un deseo o percepción, será una acción. Por supuesto, en una acción nunca tenemos dudas, no existen fisuras, no damos pie a poder “variar” nuestra decisión, pues ésta ha sido tomada desde el YOSOY, y desde aquí no existe el temor, sólo reflejamos amor en la acción que desarrollamos.

Cuando esta acción la focalizamos en el colectivo, ésta, pasa a ser colectiva, a ser de TOD@S, esta acción ya tiene un fondo de UNIDAD porque así fue creada (somos un fractal…) y para este fin fue desarrollada.

Las personas que estamos en un proceso de crecimiento y desarrollo de nuestra conciencia, tanto personal como colectiva, debemos participar de aquellas actividades que resuenen en nuestros corazones, para, desde una óptica del colectivo, ayudar a dar un nuevo enfoque a las actuales estructuras sociales, educativas, políticas, colectivas… en donde el ego personal no juegue papel alguno, y ayudemos a transformar, desde las bases, la estructuras que impiden ver las grandes posibilidades del humano, y por lo tanto, de la naturaleza que lo rodea, para, desde este conocimiento y desde la conciencia, ser conscientes de todo el potencial de uno mismo. El potencial del YOSOY.

Abrazos herman@s.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s